etiqueta de emisiones

Las etiquetas de emisiones eran, hasta hora, de uso voluntario. Pero esto va a cambiar pronto y las principales ciudades de España van a empezar a multar por no llevarlas.

Las etiquetas de emisiones se lanzaron en España hace ya dos años y hasta ahora eran una mera herramienta informativa y clasificatoria del parque automovilístico. Pese a que su utilización se ha calificado de “voluntaria” por parte de la DGT -creadora de las etiquetas- algunos ayuntamientos están aprovechando su existencia para encontrar una nueva forma de recaudación.

Barcelona fue la primera ciudad que aprovecho la existencia de las etiquetas de emisiones para multar: en episodios de alta contaminación, cuando el protocolo anticontaminación se activa, los vehículos que entran al centro de la ciudad sin la etiqueta son multados con 100 €, 50 euros con pronto pago.

La siguiente ciudad donde se empezará a multar por no llevarlas será Madrid, donde desde el pasado 8 de octubre funciona un nuevo protocolo anticontaminación mucho más restrictivo con los vehículos contaminantes. La capital española empezará a multar, dentro de 6 meses, a aquellos vehículos que no porten de forma visible la etiqueta de emisiones, con sanciones que ascenderán, previsiblemente, a 90€, 45 euros con pronto pago.

3 formas de conseguir rápidamente la etiqueta de emisiones de la DGT

1- Jefatura provincial de Tráfico

Para poder adquirir la etiqueta, tendremos que llevar con nosotros el DNI del propietario del vehículo, la ficha técnica y el premiso de circulación. La recibiremos en casa en 15 días previo pago.

2- Oficina de Correos

Con un precio de 5 euros y la documentación necesaria (DNI del propietario, la ficha técnica y el permiso de circulación del coche) podrás hacerte con la etiqueta medioambiental.

3 – Talleres

Se puede adquirir la etiqueta de emisiones en talleres autorizados. La documentación a presentar es siempre la misma, aunque no todos los talleres tienen los medios para ofrecer este servicio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.