cabotaje

El 21 de febrero de 2022 entraron en vigor en Europa las nuevas reglas para el transporte de cabotaje según lo establecido en el paquete de movilidad aprobado en verano de 2020. La nueva regulación limita el número de cabotajes que se puede realizar en otro Estado miembro y el tiempo de descanso o “enfriamiento” antes de poder volver a realizar más cabotajes.

¿Qué es un transporte de cabotaje?

Pero antes de que nos pongamos a hablar de números, conviene aclarar o definir que es un transporte de cabotaje. El cabotaje, es la prestación de un servicio de transporte dentro de un país distinto al de establecimiento de la empresa que realiza dicho transporte.

Por ejemplo: una empresa de transporte con sede en España transporta mercancías desde Lyon a París. Por lo tanto, al prestar un servicio de transporte dentro de un país distinto al de establecimiento de la empresa, España, podemos decir que está realizando un transporte de cabotaje en Francia.

Si por el contrario, esta misma empresa española traslada la mercancía desde Lyon a Roma, no se trata de cabotaje, sino de un mero transporte internacional.

Requisitos para poder realizar cabotaje

  • que la empresa de transporte esté establecida en Europa;
  • que tenga una licencia comunitaria válida;
  • antes del cabotaje haber realizado un transporte transfronterizo con descarga completa en un país de la UE, distinto al del país de establecimiento;
    uso del mismo vehículo; y
  • portar documentación de la realización del transporte internacional y de cada transporte de cabotaje.

Limitaciones al número de cabotajes

Tres cabotajes en siete días

Ahora que ya sabemos bien en que consisten los transportes de cabotajes pasamos a conocer las nuevas reglas que se han introducido el 21 de febrero en aplicación del Reglamento 2020/1055.

El nuevo reglamento establece que se pueden realizar hasta tres transportes de cabotaje en un máximo de siete días, tras realizar un transporte internacional en un país de la UE que no sea el de establecimiento con descarga completa de la mercancía.

En el caso de que el transporte internacional tenga dos o más destinos en el país de acogida, el plazo de los 7 días se computará desde el día en que se hubiera efectuado la última descarga, sin que hasta ese momento pueda realizarse cabotaje alguno.

Por ejemplo: una empresa de transporte con sede en España realiza un transporte internacional entre España y Francia. Después de descargar completamente en París, la empresa española podrá realizar tres transportes en Francia (cabotajes) en un plazo de siete días.

Si el transporte internacional a otro Estado miembro tiene varias descargas. por ejemplo Lyon y París, el plazo de los siete días para realizar cabotajes en Francia empezará a contar a partir de la última descarga en París.

Un cabotaje por país en tres días

Si la salida del país de destino del transporte internacional es en vacío, la empresa de transporte puede realizar cabotaje hasta en tres países distintos de la UE, con un máximo de un cabotaje por país, en el plazo de tres días desde la entrada en cada uno de esos países en vacío y en el plazo total de 7 días para todos los cabotajes a contar desde la descarga completa o desde el día de la última descarga.

Ejemplo: una empresa de transporte con sede en España realiza un transporte internacional a Francia. Después de descargar completamente en París, sale en vacío de Francia y realiza una operación de cabotaje en Luxemburgo, Bélgica y Países Bajos.

Cuatro días de enfriamiento

Para volver a realizar cabotaje en el mismo Estado miembro, la empresa deberá esperar cuatro días a partir de la finalización del último transporte de cabotaje en ese Estado miembro.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.